Vigiflow, herramienta digital para reportar problemas de seguridad de medicamentos y vacunas

VigiFlow permite la recolección, procesamiento y análisis de reportes de reacción adversa a medicamentos (RAM) así como de eventos que pueden ser o no atribuibles a la vacunación. Además, con VigiFlow se comparten los reportes con base en datos internacionales dispuestos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro de Monitoreo Uppsala (UMC) del Programa Internacional de Vigilancia de Medicamentos, del que México forma parte. Asimismo, VigiFlow se encuentra disponible en diversos idiomas: inglés, español, francés, portugués y ruso.

¿Cómo acceder a Vigiflow?

Se recomienda el uso de los siguientes navegadores: Google Chrome, Internet Explorer o Mozilla Firefox a fin de facilitar la descarga de la página. Luego, es necesario ingresar a la dirección web: https://vigiflow.who-umc.org y colocar los datos que se soliciten. Vigiflow es un programa que funciona como una base de datos de farmacovigilancia de cada país y, por tanto, es posible ingresar información con respecto a las siguientes modalidades de reacciones desfavorables en el consumo de medicamentos, o bien, en la aplicaciones de vacunas:

  1. Sospecha de reacciones adversas a medicamentos (SRAM)
  2. Reacciones adversas a medicamentos (RAM)
  3. Eventos adversos (EA)
  4. Eventos supuestamente atribuibles a la vacunación o inmunización (ESAVI) o cualquier otro problema de seguridad relacionado con el uso de medicamentos y vacunas.

Características de VigiFlow

Es compatible con los estándares internacionales en terminología médica más actualizados, puesto que utiliza MedDRA, el cual es el diccionario de terminología médica internacional y que emplea el programa VigiFlow como base. Finalmente, permite capturar los resultados del análisis de causalidad de los principales métodos para la evaluación de las reacciones adversas a medicamentos, los cuales se desarrollaron en las décadas de 1970 y 1980, de la mano con el desarrollo de la farmacovigilancia

Cuatro principales métodos para la evaluación de las reacciones adversas:

  1. Método francés. Es uno de los primeros, siguiendo los trabajos de los investigadores Irey y Karch y Lasagna. Fue publicado inicialmente en 1978; no obstante, tiene dos actualizaciones: en 1985 y en 2011.
  2. WHO-UMC causality. Es el sistema de evaluación de causalidad de la reacción desfavorable de un medicamento/vacuna.
  3. Algoritmo Naranjo. También se le conoce como Escala de Naranjo o Nomograma de Naranjo. Es un cuestionario a fin de determinar la probabilidad de que una RAM se deba realmente al fármaco y no al resultado de otros factores.
  4. WHO AEFI. Es un sistema de evaluación de los eventos adversos presentados supuestamente por la vacunación.

Toma el curso de la Cofepris

Con el objetivo de continuar impulsando la digitalización, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) convoca al curso virtual y gratuito sobre la herramienta Vigiflow, en la cual puede reportarse cualquier problema de seguridad relacionado con el uso y consumo de medicamentos y vacunas. Este curso es autogestivo y comprende 10 horas de trabajo. Las inscripciones están disponibles hasta el 4 de noviembre a través de la plataforma MéxicoX y está dirigido a diversos profesionales del sector de la salud; especialmente a expertos en farmacovigilancia y a personal de los centros institucionales, las unidades de farmacovigilancia dentro del Sistema Nacional de Salud, los centros estatales de farmacovigilancia y centros institucionales coordinadores de farmacovigilancia, entre otros. La importancia de esta plataforma es facilitar la transferencia de información, homologada y estandarizada conforme a parámetros internacionales. Este ejercicio de vigilancia de medicamentos se lleva a cabo en México desde 1999.

¿Todos los medicamentos tienen efectos adversos?

La OMS define los efectos indeseables de los medicamentos como cualquier reacción nociva que se produce de forma fortuita a las dosis utilizadas, tal y como lo indica el médico con fines profilácticos, diagnósticos o terapéuticos. Es decir, son alteraciones constatadas cuando el medicamento se utiliza en condiciones normales. Ello significa que las intoxicaciones por mal uso del producto, debido a dosis masivas ingeridas por error o con fines suicidas, no son efectos adversos sino que corresponden al área de la toxicología. De esta manera todos los medicamentos, sin excepción, pueden producir además de los efectos buscados por el doctor, reacciones no deseables de diversa severidad, que se denominan reacciones adversas. Por este motivo, cada vez que se prescribe un medicamento es necesario tener presente la posibilidad de que produzca alguna de estas reacciones y evaluar la magnitud de este riesgo a fin de compararlo con las ventajas que se esperan obtener de su uso.

Principales efectos adversos

Si bien existen diversos tipos de efectos adversos de los medicamentos, entre los más comunes están:

-Malestar estomacal, como diarrea o dificultad para evacuar.

-Boca seca

-Somnolencia o pesadez corporal

-Cambio en el estado de ánimo

-Mareos

-Bochorno/sofoco, sudoración

-Sarpullidos

-Ritmo cardíaco modificado (latidos rápidos del corazón)

Sin embargo, existen otros tipos de efectos que son de urgencia médica: dificultad para hablar, deglutir, respirar; así como pérdida de la conciencia, cambio de coloración de la cara, manos, labios o lengua, entre otros.

Ver más sobre

Siguenos en nuestras redes sociales