“Si cura todo, no cura nada”, alertan las autoridades mexicanas sobre la venta de los productos milagro

Todos los productos milagro, también llamados engañosos, podrían agravar las enfermedades y padecimientos al contener en su fórmula componentes no autorizados por las autoridades sanitarias nacionales e internacionales; además de incumplir con las normas de inocuidad en su elaboración, incluso transportarse y almacenarse de forma incorrecta. Por lo anterior, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) exhorta a no consumir, regalar y/o usar este tipo de productos, ya que esto favorece su proliferación, daña la salud y afecta la economía tanto de quienes los consumen como de los fabricantes de medicamentos que sí curan. Con el lema: “Si cura todo, no cura nada”, las autoridades sanitarias buscan crear conciencia de esta problemática.

Clasificación de los medicamentos de calidad subestándar

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud OMS, los productos médicos de calidad subestándar y falsificados pueden causar daños graves a los pacientes, pues no son eficaces en el tratamiento de las enfermedades o condiciones a las que se destinan. Además, los productos milagro generan desconfianza en los medicamentos, los profesionales sanitarios y en los sistemas de salud. Aunado a lo anterior, es importante conocer cómo las autoridades sanitarias internacionales clasifican los medicamentos farmacéuticos de baja calidad o falsificados:

Subestándar también llamados fuera de especificación. Estos son productos médicos autorizados que no cumplen con sus estándares de calidad o especificaciones, y/o ambos.

Productos médicos no registrados. Son productos médicos sin licencia puesto que no fueron evaluados y/o aprobados por la Autoridad Reguladora Nacional o Regional para el mercado en el que se comercializan, distribuyen o utilizan.

Productos médicos falsificados. Son sustancias químicas que deliberadamente o fraudulentamente tergiversan su identidad, composición o fuente de alivio. Son productos con fórmula, empaque o embalaje falsificados.

Se ofertan miles de productos

En el mercado mexicano e internacional se ofertan diferentes productos engaño como los de la empresa Adaptoheal o Adaptogen Sinergy S. A. de C. V., ya que no cuentan con estudios que garanticen su seguridad, eficacia y calidad. Esta marca comercializa cerca de 50 productos, sin que alguno de ellos haya sido evaluado por la Cofepris. Esto representa un riesgo latente para quienes los consumen, pues su formulación contempla ingredientes como Echinacea purpurea, semilla de cardo mariano, arándano negro, Astragalus, maitake, noni (Morinda citrifolia) y reishi, los cuales se encuentran en cantidades excesivas conforme a lo indicado en la tercera edición de la Farmacopea Herbolaria de los Estados Unidos Mexicanos (FHEUM). De manera ilegal y fraudulenta, los productos Adaptoheal son publicitados y promovidos atribuyéndose propiedades terapéuticas y rehabilitadoras para la supuesta atención del cáncer, infecciones respiratorias agudas y crónicas, complicaciones hepáticas, como cirrosis; enfermedades autoinmunes, insuficiencia renal, diabetes y problemas oftalmológicos, entre otros. Lo anterior incumple lo establecido en la Ley General de Salud, ya que la función de los suplementos alimenticios es el incremento de la ingesta dietética. Además, en la etiqueta del producto, los fabricantes refieren un domicilio falso con el propósito de evitar visitas de verificación. Por tratarse de productos que incumplen la legislación sanitaria no deberán ser comercializados, distribuidos ni publicitados tanto en locales como en sitios web.

Un problema que atañe a todos

En el mercado mexicano e internacional pueden encontrarse los productos milagro o de engaño en mercados informales, así como en sitios web no regulados, farmacias, dispensarios y hospitales establecidos. Se estima que una décima parte de los productos médicos de los países de ingresos bajos y medianos (como México y el resto de América Latina) son de calidad subestándar o falsificados. Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) a través de su oficina regional de las Américas y la Organización Panamericana de la Salud (PAO) en su informe: “Fortalecimiento de los sistemas regulatorios en la región de las Américas. Resumen de las enseñanzas obtenidas de las autoridades regulatorias nacionales de referencia regional”, publicado en 2021, explica que la función central de los sistemas regulatorios (como la Cofepris) es promover y proteger la salud pública al supervisar la calidad, la seguridad y la eficacia de todas las tecnologías sanitarias presentes en el mercado, incluidos los fármacos, las vacunas, y los productos sanguíneos, así como los dispositivos médicos, entre otros. Los productos médicos de calidad subestándar y falsificados contribuyen, por ejemplo, a la resistencia a los antimicrobianos y a las infecciones farmacorresistentes, situaciones que cada vez son más comunes en el entorno global y que, por tanto, atañe a todos los países.

¿Dónde denunciar productos milagro?

Existen diversas formas de denunciar productos milagro, entre ellas están:

-En la página de Cofepris: ingresa al link http://tramiteselectronicos03.cofepris.gob.mx/DenunciaExterna/W/InicioW.aspx

-Al número telefónico 800 033 5050.

-En las instalaciones de los Centros Integrales de Servicio (CIS), presentes en cada entidad federativa; de 9 a 18 horas con previa cita.

Ver más sobre

Siguenos en nuestras redes sociales